Usabilidad: el camino de la sencillez

Cuando empiezas aformar parte del comercio electrónico te das cuenta de que hay muchos conceptos y muchas claves de las que no tenías ni idea, aunque te hayas dedicado al comercio tradicional durante toda tu vida. Uno de estos aspectos es la usabilidad. En el post de hoy te contaremos qué es exactamente y te daremos algunas claves para determinar si tu tienda cumple con los estándares de la usabilidad.
Alabaz
Actualizado: 10/09/2015 272
Usabilidad: el camino de la sencillez
Compartir:

Si tienes una tienda online es, muy probable, que en los últimos tiempos no pares de oir hablar de la usabilidad. Este concepto se ha convertido en la lucha diaria de muchas empresarios que, sin saber muy bien de qué se trata, se esfuerzan cada día por mejorar este aspecto en sus comercios en la red.

En este post te vamos a explicar exactamente qué es eso de la usabilidad y porqué puede llegar a ser tan sumamente importante en tu negocio. Así, en próximas entradas podremos darte unas bases para ir mejorando poco a poco y que no se convierta en tu peor pesadilla.


Usabilidad = Sencillez


La usabilidad no es otra cosa que la calidad de la visita cuando un cliente accede a tu tienda online, conseguir que las cosas sean sencillas. Esta cuestión que resulta evidente en el comercio tradicional, el cliente entra, mira los productos, compara, pregunta al dependiente que resuelve sus dudas y, finalmente, adquiere el producto que más le interesa, se ha convertido en todo un reto en el comercio electrónico.


Caja registradora antigua de una tienda física


En tu tienda online, la usabilidad se mide de otra manera, ¿es fácil acceder a tu tienda y encontrar el producto que los usuarios están buscando?, ¿comparar los precios de los distintos artículos?, ¿encontrar información sobre lo que quieren comprar?, ¿tu tienda potencia el acceso de los clientes? En definitiva, ¿has creado tu tienda pensando en que la experiencia del comprador sea lo más cómoda posible? Si es así, enhorabuena, porque puede que sin saberlo tengas un comercio muy usable. Si no es así, como en la mayoría de los casos, no te preocupes, porque siempre se puede mejorar.


Si quieres saber si tu tienda es usable, lo primero que necesitas es conocer los fundamento de la usabilidad web.

Estos fundamentos se basan en tres premisas básicas:

  • Eficacia: Que el cliente logre lo que quiere.

  • Eficiencia: Que lo logre rápidamente.

  • Satisfacción: Que lo haga navegando por el sitio web.

Gráfica sobre los fnudamentos de la usabilidad

Las características y factores que determinan la usabilidad de un sitio son los siguientes:


  • Facilidad de aprendizaje: determina cuánto tiempo tarda un usuario que nunca ha visto nuestra tienda en saber usarla correctamente.

  • Facilidad y eficiencia de uso: define la rapidez con la que se pueden realizar las tareas tras aprender a utilizar el sistema.

  • Facilidad de recordar cómo funciona: indica la capacidad de un usuario de recordar cómo funciona la tienda y cómo se realizan ciertas tareas básicas.

  • Frecuencia y gravedad de errores: hace referencia a la ayuda que se le entrega a los visitantes para ayudarlos ante los posibles fallos que se puedan dar en el sistema.

  • Satisfacción subjetiva: Indica lo satisfechas que quedan los usuarios tras haber entrado en la tienda en función de la simplicidad de la misma y su facilidad de uso.


Si tras este análisis consideras que tu tienda no cumple con las claves de la usabilidad es hora de ponerse manos a la obra.


Si no es importante, quítalo


Para que una tienda sea usable, lo primero que tienes que hacer, es eliminar todo aquello que pueda ocasionar que el cliente se lo piense demasiado y, finalmente, decida no comprar. Piensa que si el cliente tiene que hacer el más mínimo esfuerzo en completar el proceso de compra lo va a abandonar. Es así.

Bebé utilizando un ordenador. Sencillez y usabilidad


La clave es buscar la sencillez, la claridad. Tienes que conseguir que los elementos de tu tienda aparezcan de forma ordenada y atrayente, sin grandes parafernalias que despisten al cliente del objetivo principal de tu negocio: vender. Es por ello que últimamente abundan las tiendas con fondos blancos e imágenes muy atrayentes. Pues eso mismo debes lograr en tu home, que tus producto brillen y destaquen dentro de tu tienda online.


Los estándares, el camino a seguir

Muchas veces nos ponemos creativos y pensamos en cambiar las cosas. Esto puede estar muy bien pero piénsalo, si el cliente tiene interiorizado que el botón de compra está a la derecha de la imagen ¿de verdad te parece buena idea ponerlo a la izquierda? Este tipo de estándares te van a marcar el camino que debes seguir en el diseño de tu tienda y no es bueno cambiarlos ya que los clientes realizan este tipo de acciones de forma automática. ¿Qué pasa si de repente no encuentran el botón de carrito o no hacen clic en el logo y no llegan a la home? Probablemente tengas que decir adiós a una venta.


Por lo tanto, en cuestiones de usabilidad, sigue el camino fácil, haz lo que ya está establecido y deja tu creatividad para otros campos.


 

Buscar en el blog...
Últimos artículos
Más vistos
Síguenos en redes
0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?