Año nuevo... Ley nueva

¿Quién no ha oido hablar de la polémica reforma de la Ley de Propiedad Intelectual? En este artículo hablamos sobre algunos de los puntos más polémicos de esta nueva ley que entró en vigor el pasado 5 de enero.
Alabaz
Actualizado: 09/01/2015 400
Año nuevo... Ley nueva
Compartir:

Como todos sabemos, el año nuevo trae consigo, además de los buenos propósitos, la dieta para bajar los kilos cogidos durante la Navidad y los tan esperados regalos de Reyes, la entrada en vigor de nuevas leyes.

 

Y este 2015 comienza con una ley que no deja ni dejará indiferente a nadie y que ya ha generado más de una polémica: la nueva ley de Propiedad Intelectual.

 

Para los que aún no habéis oído hablar de ella, en este post intentaremos aclarar los puntos más significativos y polémicos de la reforma de esta ley, que ha entrado en vigor el pasado lunes 5 de enero.

 

Entre los puntos que incluye la reforma, podemos encontrar el aumento de las sanciones hasta los 600.000€ y el cobro a las Universidades por el uso de textos y manuales en los Campus Virtuales (plataformas virtuales en las que los estudiantes pueden acceder a todo el material necesario para las asignaturas).

 

Aunque quizás los puntos más polémicos de la reforma sean la llamada “tasa Google”, un pago que las páginas como, por ejemplo, Google deben realizar por publicar fragmentos de artículos de noticias, lo que ha provocado que el gigante estadounidense haya decidido no incluir en su página Google News fragmentos de los medios de comunicación españoles para evitar la tasa, y la inclusión en la categoría de piratería de las páginas que facilitan una lista ordenada de enlaces a otras páginas (como es el caso de Seriesly, que ha decidido eliminar todos los enlaces de su página a fin de evitar las grandiosas multas)

 

Además, la reforma también incluye sanciones a las entidades de gestión de la Propiedad Intelectual (SGAE, CEDRO, DAMA, etc.) que incumplan las nuevas normas de transparencia y control, pudiendo llegar hasta los 800.000€.

Este punto se ha incluido para evitar nuevos escándalos como en el que se vio envuelta la SGAE hace un par de años por un presunto delito de desviación de fondos.

 

Todos estos cambios han hecho que los medios de comunicación, autores, usuarios y, en general, todos los afectados por esta ley, se echen las manos a la cabeza, ya que todas estas modificaciones se traducirán en menores visitas a sus páginas, mayores tasas a pagar, o incluso el cierre de diferentes páginas web.

 

Como último apunte sobre esta reforma, decir que el Gobierno ha establecido la posibilidad de realizar una nueva modificación en el plazo de un año, que esperemos no endurezca más esta ley a la que cada vez más personas y empresas se oponen.

Buscar en el blog...
Más vistos
Síguenos en redes
0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?